« Vídeos en la Sony PSP | Main

Renovación web

jueves, agosto 08, 2013

En este año 2013 cumplo 16 años de presencia web. Muchas cosas han cambiado desde entonces: antes "lo más de lo más" desde el punto de vista social virtual era tener una web. Ahora si no tienes perfiles en Facebook, LinkedIn, Twitter, Google+, etc., etc. no eres "nadie". Yo por mi parte, renuevo una vez más mi página personal, aunque volviendo de nuevo a la tecnología de webs estáticas, por los motivos que explico más adelante, después de este repaso de mi propia historia en la web que me ha surgido espontáneamente entre los dedos.

Primero tuve una web manual hecha a partir de un ejercicio en la universidad para alguna asignatura allá por 1997, y que después fui evolucionando incluyendo información con mis intereses personales. Su estilo estético era simple pero en mi opinión agradable: fondos grises con textura y barras en colores que diseñé y dibujé yo mismo casi píxel a pixel con PaintBrush o algún otro programa similar, y que daban una homegeneidad estética a todo el conjunto. El resultado me gustó, y puesto que esencialmente trataba sobre mis aficiones como toda web personal que se precie, decidí hospedarla en un alojamiento compartido con otros dos buenos amigos, que por aquel entonces también habían construido sus propias páginas independientes.

La siguiente versión, en 2.002, fue un importante rediseño estético, basándome en el paradigma de un tradicional cuaderno de papel, y aplicando técnicas más avanzadas con el empleo de Javascript (por aquel entonces no tan habitual como hoy en día) y marcos. Fue también entonces cuando contraté mi propio alojamiento y adquirí mi primer dominio en internet.

En 2008 llegó la tercera edición de mi web. Para describir los cambios que hice, nada mejor que copiar el texto en el que lo explicaba entonces: "Aquí está el cambio: aunque voy a tratar de mantener un aspecto y contenidos similares, he adoptado una solución intermedia entre la web estática 'de antes' y los blogs interactivos actualmente tan de moda [...], que me permitirá editar con facilidad y rapidez los contenidos de la web manteniéndola en mi actual alojamiento básico que no cuenta con bases de datos ni sistemas de interpretación/compilación de lenguajes de programación web (como PHP, JSP, etc.).". Efectivamente, algo antes de esa fecha había estallado la moda de las bitácoras o "blogs": se pasó del paradigma basado en el formato "libro" (colección de páginas con estructura de algún modo jerárquica) de las antiguas webs al nuevo de tipo "periódico" (colección secuencial de artículos con mención de fecha y ordenados cronológicamente).

La cuarta época fue el paso a una nueva bitácora, pero esta vez implementada sobre un gestor de contenidos dinámico. Esta época ha conocido varias fases intermedias, debido a cambios de proveedor de alojamiento que forzaban de algún modo cambios fundamentalmente estéticos, pero siempre con bastante más trabajo del esperado. En esta fase, en cuanto a contenidos, recuperé los artículos de la anterior bitácora y no aporté prácticamente nada nuevo, salvo unos cuantos artículos bastante trabajados que elaboré para la bitácora de una buena amiga y que incorporé también a mi página.

Y aquí estamos ahora, estrenando la 5 época, donde he vuelto al formato de bitácora en alojamiento estático (es decir, técnicamente igual que la versión 3.0). Es el año 2.013, parece que toda la web se ha vuelto social y que toda tu información la deben alojar terceras entidades en ubicaciones remotas, al tiempo que se desatan escándalos de espionaje que confirman lo que muchos sospechábamos: que toda tu información es en cierto modo "pública".

En este contexto decido hacer una especie de "repliegue tecnológico", para el que considero importante tener formatos más simples, abiertos, portables, etc. En ese sentido, la tradicional "página web" compuesta de tan sólo un puñado de ficheros HTML me parece lo más fácil de cambiar de alojamiento en cualquier momento dado, aparte de ser bastante resistente a los ataques sistemáticos de hackers que habitualmente trataban de reventar el gestor de contenidos sobre el que alojaba la web (el mío tanto como cualquier otro Wordpress).

Categories: , informática