« información | Main | motor »

Renovación web

jueves, agosto 08, 2013

En este año 2013 cumplo 16 años de presencia web. Muchas cosas han cambiado desde entonces: antes "lo más de lo más" desde el punto de vista social virtual era tener una web. Ahora si no tienes perfiles en Facebook, LinkedIn, Twitter, Google+, etc., etc. no eres "nadie". Yo por mi parte, renuevo una vez más mi página personal, aunque volviendo de nuevo a la tecnología de webs estáticas, por los motivos que explico más adelante, después de este repaso de mi propia historia en la web que me ha surgido espontáneamente entre los dedos.

Primero tuve una web manual hecha a partir de un ejercicio en la universidad para alguna asignatura allá por 1997, y que después fui evolucionando incluyendo información con mis intereses personales. Su estilo estético era simple pero en mi opinión agradable: fondos grises con textura y barras en colores que diseñé y dibujé yo mismo casi píxel a pixel con PaintBrush o algún otro programa similar, y que daban una homegeneidad estética a todo el conjunto. El resultado me gustó, y puesto que esencialmente trataba sobre mis aficiones como toda web personal que se precie, decidí hospedarla en un alojamiento compartido con otros dos buenos amigos, que por aquel entonces también habían construido sus propias páginas independientes.

La siguiente versión, en 2.002, fue un importante rediseño estético, basándome en el paradigma de un tradicional cuaderno de papel, y aplicando técnicas más avanzadas con el empleo de Javascript (por aquel entonces no tan habitual como hoy en día) y marcos. Fue también entonces cuando contraté mi propio alojamiento y adquirí mi primer dominio en internet.

En 2008 llegó la tercera edición de mi web. Para describir los cambios que hice, nada mejor que copiar el texto en el que lo explicaba entonces: "Aquí está el cambio: aunque voy a tratar de mantener un aspecto y contenidos similares, he adoptado una solución intermedia entre la web estática 'de antes' y los blogs interactivos actualmente tan de moda [...], que me permitirá editar con facilidad y rapidez los contenidos de la web manteniéndola en mi actual alojamiento básico que no cuenta con bases de datos ni sistemas de interpretación/compilación de lenguajes de programación web (como PHP, JSP, etc.).". Efectivamente, algo antes de esa fecha había estallado la moda de las bitácoras o "blogs": se pasó del paradigma basado en el formato "libro" (colección de páginas con estructura de algún modo jerárquica) de las antiguas webs al nuevo de tipo "periódico" (colección secuencial de artículos con mención de fecha y ordenados cronológicamente).

La cuarta época fue el paso a una nueva bitácora, pero esta vez implementada sobre un gestor de contenidos dinámico. Esta época ha conocido varias fases intermedias, debido a cambios de proveedor de alojamiento que forzaban de algún modo cambios fundamentalmente estéticos, pero siempre con bastante más trabajo del esperado. En esta fase, en cuanto a contenidos, recuperé los artículos de la anterior bitácora y no aporté prácticamente nada nuevo, salvo unos cuantos artículos bastante trabajados que elaboré para la bitácora de una buena amiga y que incorporé también a mi página.

Y aquí estamos ahora, estrenando la 5 época, donde he vuelto al formato de bitácora en alojamiento estático (es decir, técnicamente igual que la versión 3.0). Es el año 2.013, parece que toda la web se ha vuelto social y que toda tu información la deben alojar terceras entidades en ubicaciones remotas, al tiempo que se desatan escándalos de espionaje que confirman lo que muchos sospechábamos: que toda tu información es en cierto modo "pública".

En este contexto decido hacer una especie de "repliegue tecnológico", para el que considero importante tener formatos más simples, abiertos, portables, etc. En ese sentido, la tradicional "página web" compuesta de tan sólo un puñado de ficheros HTML me parece lo más fácil de cambiar de alojamiento en cualquier momento dado, aparte de ser bastante resistente a los ataques sistemáticos de hackers que habitualmente trataban de reventar el gestor de contenidos sobre el que alojaba la web (el mío tanto como cualquier otro Wordpress).

Categories: , informática

Vídeos en la Sony PSP

domingo, marzo 20, 2011

El otro día se me ocurrió la idea de meter un par de vídeos en mi PSP, y resultó más complicado de lo que pensaba. A continuación dejo resumido en unas líneas el proceso a seguir. Asumo que el lector tiene los conocimientos necesarios del manejo de su PSP como conexión al ordenador y uso de los menús principales para acceder a todas las funciones de la PSP.

Busqué mucha información por Internet y la primera conclusión a la que he llegado es que la solución parece que difiere según la serie a la que pertenezca la PSP que se tenga. En las que tienen un firmware anterior a la versión 2.50 sólo se puede usar el formato MP4 con el códec estándar (xVid/DivX), mientras que en las posteriores se debe usar MP4 con el nuevo códec AVC / H.264 (más detalles a continuación), y además se colocan en sitios diferentes de la tarjeta de memoria. Tampoco es ya necesario en las últimas versiones crear manualmente “miniaturas” de previsualización en formato JPG de tamaño 150×120 con la extensión “.THM”. Me centraré en el formato más reciente, ya que es del que hay menos información en la red.

El vídeo ha de codificarse en un formato MP4 (vídeo con códec “H.264/MPEG-4 AVC” y tasa de bits de 768 kbps, audio con códec “MPEG-4 AAC LC” y tasa de bits 128 kbps), y preferiblemente en la resolución nativa de la PSP, que es 480×272 (si el vídeo no es panorámico es mejor usar 368×272), con el objetivo de mejorar lo máximo posible la relación tamaño / calidad. Para hacer ésto existen múltiples programas y soluciones, pero yo lo hago de la forma más simple posible, que es usando una herramienta llamada Avidemux desde Linux, que tiene preconfigurada la configuración adecuada para grabar el vídeo en el formato adecuado. También se habla mucho de una utilidad llamada “xvid4psp” y de PSP Video Converter para Linux, aunque no he probado ninguna de las dos.

Una vez que tenemos el vídeo en el formato adecuado, nos aseguramos de que tenga la extensión “.MP4″ y lo almacenamos en un directorio concreto de la tarjeta de memoria, que desde el firmware 3.30 es simplemente “VIDEO” (antiguamente era “100MNV01″ para el códec estándar o “100ANV01″ si se usó el códec AVC, dentro de “MP_ROOT” en cualquier caso; además los ficheros debían llamarse “M4Vxxxxx.MP4″ en el primer caso y “MAQxxxxx.MP4″ en el segundo, donde las “x” representan un número consecutivo).

En general, si teniendo en cuenta todo lo anterior aparece el error “El vídeo no es compatible”, probablemente se deba a que no lo sea, es decir, que no esté en el formato correcto. Es importante tener en cuenta que MP4 no es un formato concreto, sino más bien una cápsula en la que se pueden meter datos de vídeo y sonido codificadas de diferentes formas.

Categories: informática

Bienvenido, Linux Mint Debian Edition

miércoles, septiembre 15, 2010

Linux Mint continúa con su impresionante vorágine creativa. Aparte de disponer de la versión 9 con una impresionante variedad de escritorios (Gnome, KDE, FluxBox, XFCE, LXDE… imposible no encontrar un entorno al gusto de cada cual), hace apenas unos días han rizado el rizo con la primera versión estable de la esperada versión basada en Debian, conocida como LMDE (Linux Mint Debian Edition).

Para quienes no lo sepan, Linux Mint es una distribución de Linux que hasta ahora estaba basada en Ubuntu, y que la completaba en algunos aspectos haciéndola incluso más fácil de usar que aquella para el usuario medio (especialmente en aspectos de tipo multimedia, de usabilidad y de instalación de software).

La principal y más notoria ventaja de esta versión respecto al resto es que, al estar basada en Debian Testing, se trata de una “distribución rodante”, es decir, que permanecerá siempre actualizada sin necesidad de reinstalar periódicamente, al estilo de otras distros como el propio Debian, Gentoo, ArchLinux, etc.

Los forofos de Debian, aunque probablemente no lo desterraremos jamás de nuestras máquinas más serias, estábamos esperando la llegada de esta versión para flirtear con ella en nuestras máquinas de carácter más lúdico. Os animo a probarlo.

Categories: informática

El efecto “Pelotas”

sábado, junio 12, 2010

Ayer TVE canceló la serie “Pelotas”. Yo la empecé a ver hace pocos meses, sin muchas ganas porque José Corbacho, su autor, no es santo de mi devoción, pero el caso es que poco a poco me he ido enganchando junto con mi familia y, tras el extraño final de ayer, con agradecimiento de despedida incluido, esta mañana encontré la explicación en el periódico: se cancela por tener «una audiencia discreta (con una media de 2,3 millones de seguidores, un 12% de la cuota de pantalla)». Eso es algo más de una persona de cada diez que están viendo la tele, lo cual es mucha gente aunque claramente no es mayoría.

¿A qué viene esto, que por otra parte no tiene nada de raro en la televisión donde los espectadores sólo son números? Pues viene a que me he acordado una vez más del software libre. Si se tratara de una de estas aplicaciones de código abierto y licencias libres, el problema sería tan fácil de resolver como que un grupo de aficionados o seguidores con los conocimientos apropiados hiciera un “fork” o derivación de la serie para continuarla, o incluso pagase a otros para hacerlo si faltan esos conocimientos o cualquier otro requisito (generando así empleo). Todos esos seguidores no estarían indefensos ante cualquier decisión unilateral del organismo o empresa que ofrece el producto, sino que sería un producto verdaderamente compartido, tanto en el disfrute como en la creación.

Categories: , informática

Thingamablog sigue vivo

miércoles, diciembre 02, 2009

Afortunadamente, tras un inquietante tiempo de letargo, el software Thingamablog con el que se elabora esta página web sigue vivo gracias principalmente al esfuerzo de Bob Tantlinger.

Recientemente ha sido publicada la versión 1.5, en la cual he tomado parte con una minúscula contribución en ello (traducción al castellano), puesto que ese es el espíritu del software libre.

Os recuerdo que Thingamablog es un software basado en Java que permite la creación y edición de una bitácora electrónica (“b-log” o “blog” en inglés) con la importante particularidad respecto a sistemas similares de que la bitácora se crea en local (es decir en tu disco duro) de forma estática, lo que significa que la puedes subir a cualquier servidor HTTP estándar como los que facilitan la mayoría de proveedores de conexiones a Internet, sin necesidad de que cuenten con bases de datos, intérpretes de lenguajes PHP, JSP, etc. ¡Vamos, que cualquiera puede instalarse fácilmente su bitácora en su propio servidor!

Categories: informática